SERMA EDICION Número 78

En la edición Número 78 de Revista SERMA, Junio/Julio 2006, encontrará información específica acerca de los siguientes temas. Usted podrá consultar ON-LINE los textos completos o parciales de las notas resaltadas en el siguiente contenido:
 
  • Editorial / Nuevos roles de las ferias.
  • MODA PRIMAVERA-VERANO 2006-2007 / EN FOCO.
  • Carta de Colores PRIMAVERA-VERANO 2006-2007
  • Latinoamérica al día / Principales noticias del sector.
  • Empresas y Productos.
  • FIMEC 2006 / BRASIL: Con saldo positivo / Feria Internacional de Proveedores.
  • LINEAPELLE-SIMAC: La lucha para mantener vigencia / Materiales, Componentes y Tecnología. Bologna, Italia.
  • SIMAC: Se adapta a los tiempos / La tecnología como herramienta de cambio.
  • Máquinas y Equipamientos.
  • SAPICA: Con más visitantes y perfil de moda / La mayor oferta de calzados mexicanos.
  • Reactivación, Prensado y Refrigeración / Adhesivos Poliuretánicos.
  • Para fabricar suelas de caucho / Tecnología alemana DESMA.
  • El nuevo balón del mundial 2006 / Adiós pelota de cuero.
  • Para adhesivos de mayor rendimiento / Nuevas fórmulas con sílices pirogénicos.
  • Sistema de barrido / Métodos para el cortado de cueros.
  • Crece la oferta de compuestos / Industrias Plásticas Australes IPASA.
  • Con mayor competitividad / SUELAS LEAL. Implementa sistema de gestión de calidad.
  • Calendario Internacional de ferias 2006.
  • Eventos Recomendados / Próximas exposiciones de calzados y proveeduría.
  • Listado de Proveedores.

 

MODA Otoño/Invierno 2006
La alternativa de los productos diferenciados

Concepto General.

?Exaltación de materiales y colores Con un criterio de continuidad las tendencias para la próxima temporada Prima-vera-Verano se concentran en los conceptos de nostalgia, artesanía y manualidad, naturaleza, innovación de colores y materiales, deportividad y comodidad. La evolución de la moda señala la profundización de tales pautas, por lo tanto los diseños procuran rescatar detalles de estilos antiguos, con realce por la laboriosidad en el calzado, todo esto sometido a un nuevo tratamiento del color, sobre todo en lo que respecta a originales combinaciones no tradicionales. En cuanto a la deportividad, es una característica que definitivamente se ha instalado en el modelaje por largo tiempo, ya que es uno de los factores que abona el camino hacia el confort. Este alejamiento de los productos de apariencia formal promueve la presencia de hormas más amplias y modelos funcionales, que le dan al calzado un mayor placer de uso que por lucimiento. La informalidad funcional Es claro que los futuros calzados exploran nuevos volúmenes para sus estructuras. Las hormas formales y tradicionales concebidas a partir de un "pie teórico", han dado lugar a una mayor desestructuración de los volúmenes que respetan aún más la anatomía del pie con un criterio ergonómico. Es decir, una horma se concibe y se crea atendiendo más a la funcionalidad del pie que como forma puramente estética. De allí, las nuevas propuestas de calzados de plantas amplias y puntas redondeadas. El aspecto exterior del calzado también responde a este concepto mediante el empleo de materiales disímiles e "irregulares". Hay combinaciones de arpilleras con cueros, yute con charoles, por ejemplo, y en muchos casos los acabados lucen deliberadamente "imperfectos", como manchados, agrietados, gastados, deshilachados, desteñidos, despintados, incluso rotos y rasgados. Naturaleza y diversidad La mayor presencia de telas y tejidos, y en general materiales alternativos a los cueros, le confieren un carácter muy diverso a la moda Primavera-Verano. Se amplia considerablemente la utilización de combinaciones de materiales, texturas y colores. Esta característica de la temporada otorga al calzado más riqueza visual, y en consecuencia un mayor desafío para los diseñadores. La tendencia es la aplicación de materiales y accesorios íntimamente relacionados con la naturaleza.


Tierra, mar, fuego y cielo, con todo lo que significan son las más claras fuentes de inspiración. Los vegetales, fauna marina, superficies pétreas, suelos profundos, entre otros, son algunos de los orígenes de innovadoras texturas y colores. Los textiles como yute, rafias, pajas y esterillados confirman esta propuesta. La sugerencia de los brillos Junto al color, la diversidad y el aspecto natural de la moda, los brillos vuelven a crear las luces para destacar los productos. Una infinidad de elementos incorporan en su composición detalles de brillos. Las telas a través de hilos o estampados metálicos, como así también los cueros en versiones metalizadas. Los accesorios y aún materiales diversos recurren a la aplicación de lentejuelas, canutillos, stras y piedras varias. El propósito es crear la luminosidad necesaria para que el producto se destaque y se jerarquice. Los ejemplos típicos son las ojotas tradicionales con el agregado de piedras stras en las tiras, o las alpargatas con bordados metálicos y lentejuelas en las capelladas. Además de la masiva utilización de forros metalizados.e marca el diferencial de un producto a otro. Los modelos muestran mucha laboriosidad en sus capelladas a través de combinaciones de materiales, texturas, picados, grabados, costuras, bordados, aplicaciones ornamentales y de función, etc. En suma, con valor artesanal agregado, los zapatos se convierten en interesantes piezas estéticas donde conviven innumerables elementos, y por cierto captan gran parte de la atención visual del conjunto de la indumentaria.

DAMAS

1. DISEÑO

Al rescate del pasado El fuerte perfil retro de la moda sigue vigente, y más se evidencia en las líneas femeninas. Tanto en líneas altas como bajas se retorna a viejos conceptos para recrearlos con los materiales y las necesidades de la actualidad. Aquello de que "toda época pasada fue mejor" en términos de moda significa un rescate por los sentimientos, sensualidad, pureza y bienestar. Su expresión en el modelaje son las hormas cada vez más amplias, con formas más redondeadas que angulosas. Las puntas redondas y ovales crecen respecto a las largas y finas "filosas y agresivas" de temporadas anteriores. Aún conservando cierta estrechez en el extremo presentan un armonioso remate redondeado. Las alturas de las hormas en las líneas bajas son normales con tendencia a bajar -"achatarse"-, mientras que en los modelos altos aumentan sutilmente los volúmenes de punta y taco. En el modelaje bajo la plantilla tiende a formas puras -con menos cintura-, en tanto en los calzados altos se modela y dibuja más la forma del pie. Modelos abiertos y cerrados Para el uso femenino predominan los calzados abiertos como sandalias, ojotas y chinelas, pero también se aprecia una notable oferta de zapatos cerrados, altos y bajos. En los altos, se observaron modelos bien escotados en zona de enfranques, algunos con puntas abiertas, y presillas o tiras para atar al tobillo. En bajos, es muy importante la propuesta de mocasines, ballerinas y babuchas, con suelines muy delgados, con o sin presilla. Las capelladas de sandalias, ojotas y chinelas descubren bastante los pies por medio de tiras finas y medianas que creativamente se cruzan y se enlazan, acentuando el carácter artesanal del producto. Se observa un abundante uso de materiales elastizados en las capelladas con el propósito de brindar una mejor adaptabilidad del producto al pie. Un culto a la manualidad En la mayoría de los modelos femeninos se pone énfasis en el aspecto manual y artesanal de la fabricación, con notable desarrollo de diseño. Los calzados lucen con muchos detalles y laboriosidad, de manera de ofrecer productos diferenciados y hasta personalizados. En Europa esta corriente es muy evidente talvez para tomar distancia de las producciones orientales que a priori son consideradas más industriales. El manejo de los tiempos entre creación y lanzamiento del modelaje es otro de los factores que tratan de explotar los fabricantes occidentales respecto a los orientales. Como consecuencias del alto grado de manualidad que exhiben los modelos se destaca el empleo de cueros blandos y naturales con aspecto de telas, tejidos crochet y tricot, tiras muy elaboradas con innumerables accesorios -ribetes, volados, puntillas, piedras, brillos- y materiales naturales, como pajas, corchos, rafias y yute. Capelladas y forros de plataformas suelen lucir bordados e impresos con grafismos primitivos e imágenes orientales.


Las costuras artesanales y decorativas denotan una elaboración muy doméstica de los productos, aunque en definitiva la mayoría de ellos cuentan con algún grado de industrialización. Las zapatillas ganan presencia Por razones de funcionalidad y practicidad, además por la aparición de nuevos diseños, se augura un intenso uso de las zapatillas. En este caso merece destacarse algo muy interesante: Al progreso y la propuesta de nuevos materiales para fabricación, le ha correspondido una renovada actitud de estilistas y fabricantes por revalorizar este calzado mediante un mayor y mejor tratamiento de diseño, y sacarlo de la tradicional concepción de lona y suela de goma o plástico. Quizás acicateados por el amplio desarrollo de modelaje que han conseguido las grandes marcas internacionales en este tipo de producto, los demás fabricantes han vuelto los ojos a las zapatillas. Se dedica más tiempo y creatividad a los diseños y se obtienen calzados muy funcionales, prácticos y cómodos. Por supuesto que para su visual confluye una gran diversidad de elementos que permiten obtener modelos originales y exclusivos. Las combinaciones de distintas texturas, estampados y colores, más la suma de costuras ornamentales, suelines y suelas con bandas, punteras y taloneras, y aplicaciones varias, contribuyen a dar mayor identidad a los productos. Es así que se ofrecen calzados visualmente muy agradables, con excelentes características de liviandad y flexibilidad. Las zapatillas de lonas, con suelas con bandas, con o sin cordoneras, se renuevan a través de capelladas estampadas y coloridas, ampliándose este estilo a distintas versiones de botas, preferidas en los segmentos juveniles.

2. BASES Y FONDOS

Dentro de las líneas bajas de mocasines y ballerinas los fondos son delgados y flexibles, con una plantilla que atiende las dimensiones del pie en función de brindar un buen confort. En ciertos modelos se presentan puntas y talones alzados o leves atisbos de bandas. Generalmente son fondos planos o con un diminuto taco, fabricados por inyección o gomas y/o suela vacuna cortada. La mayoría no utiliza viras, pero se advierte un importante avance de los sistemas de construcción "Stitch Down" -vulgarmente conocido como "Fray Mocho"-. Otros fondos de masiva aplicación son los denominados "Driver", cuyo cuerpo principal se aloja dentro de la capellada ensacada, y son totalmente cosidos en la planta del corte, saliendo al exterior solamente las zonas de pisada. Para sandalias, ojotas y chinelas bajas, los fondos de gomas o suela vacuna cortada contarán con buena preferencia, junto a las suelas inyectadas de diseños simples, puntas y talones redondeados, con molduras lisas que acompañan la anatomía del pie, y suaves texturas de pisada. El perfil de estas bases puede mantener el mismo espesor desde la punta al talón, y en muchos modelos exhiben leves cuñas o tacos sugeridos que suelen sobrepasar los 3 cms. de altura. Hay determinados modelos que ofrecen "labios" para costuras. En todos los casos, estos fondos son complementados por una buena plantilla de confort. Las suelas con bandas: Muy solicitadas A partir de los tradicionales modelos de zapatillas tenis tipo "AllStar", últimamente se ha generado una amplia oferta de las suelas con bandas. Varios aspectos han influido directamente sobre el incremento en la demanda de estas bases. En principio, la mayor presencia de zapatillas en el mercado de consumo sobre el modelaje tradicional, la aparición de nuevos modelos de bandas, y fundamentalmente el innovador tratamiento y diseño de capelladas, que a través de materiales muy coloridos y destacados han logrado recrear este estilo. A pesar de mantener las cordoneras largas y las clásicas punteras, las nuevas combinaciones de colores y materiales han remozado definitivamente estos calzados. La estructura básicamente se conserva, pero la visual fue renovada notablemente.


Para sus distintas aplicaciones, los principales modelos de suelas presentan bandas completas de 15 a 25mm. de alto para todo el perímetro. Los colores son fundamentales, además de los tradicionales negro y blanco, se ofrecen en azules, marrones, grises, verdes, rojos, amarillos, etc. en versiones lisas, combinadas, con filetes y molduras metálicas. Para modelos más exclusivos hay bandas con molduras verticales y dibujos geométricos en relieve. Una opción muy original en estos fondos es el afinamiento de las puntas. Otra alternativa son las suelas con bandas parciales en punta y talón. Si bien la mayoría se aplican por pegado, también pueden exhibir costuras. La clave: La nueva visual de las plataformas Para el calzado femenino de altura se advirtieron interesantes novedades en la propuesta europea. A pesar de la vigencia de los tacos altos, finos y estilizados en modelos de puntas largas y afinadas, irrumpen con gran notoriedad las plataformas y tacos voluminosos de sofisticado diseño. A esto se suma la nueva visual enriquecida por el mayor uso de colores, elementos decorativos y la participación de forrados naturales, representados por cañas, esterillados, telas, corchos y las conocidas arpilleras, rafias y yutes. La naturalidad y hasta la rusticidad de ciertas plataformas contrasta estéticamente con la delicadeza y originalidad de finísimas capelladas. Se pudieron observar plataformas de hasta 3 cms. de espesor en planta y 11 cms. en taco. Entre sus particularidades se destacan los nuevos diseños de los volúmenes, los cuales son más modelados que en décadas pasadas. Se obtienen mejores cavados en los enfranques y se estilizan en la zona de taco, siendo sus líneas más armoniosas y de apariencia más "light". En los modelos para forrar son múltiples las opciones que se presentan, convirtiéndose el aspecto visual tan importante como la propia estructura de la suela. Muchas de ellas son forradas con los mismos materiales de capelladas, otras llevan aplicaciones decorativas pegadas o cosidas, telas muy exclusivas y pueden ser revestidas con trenzas de sisal o yute, exhiben piedras, bordados, impresos varios y toda la gama de materiales apuntados anteriormente. El forrado es el detalle fundamental a la hora de lograr la originalidad del modelo. Los tacos también se renuevan Hay importantes cambios a nivel estructural y visual.

Más allá de la continuidad de los modelos altos y estilizados, se proponen tacos de mayor volumen, de diseños sofisticados y de líneas armoniosas, con tendencia a las formas puras. Por ejemplo, las casas europeas de alta moda como Sergio Rossi, Casadei, Stephane Kelian, etc. logran proyectar nuevos modelos de tacos a partir de una estructura cúbica delgada que se inserta a la planta me-diante un sutil medio arco. Se procura obtener un razonable equilibrio entre diseño y volumen para que visualmente no resulten pesados. Esta línea de tacos se acerca bastante al estilo de tacos chinos, también de buen uso. La otra innovación corre por cuenta de las terminaciones, entre las que se destacan los forrados a tono de capellada o no, pintados, laqueados y algunos pocos esculpidos. En los acabados foliados siguen vigentes los tonos naturales. Por otra parte se mostró un amplio surtido de tacos medios y cuñas entre 3 y 6 cms. con diversas formas y acabados. Pre-dominan los clepsídricos o "chupete", junto a los cilíndricos y rectangulares. La mayoría se ofrecen pintados y para forrar, siendo innumerables las opciones con estos procesos. Los suelines deportivos También las mujeres disfrutarán del calzado deportivo urbano en esta temporada.

Para estos modelos se ofrece una extensa colección de fondos muy coloridos, con originales dibujos de planta, en espesores delgados, que hacen a la flexibilidad y liviandad del producto final. La diferencia con otras suelas está dada por la forma de la planta, que se presenta mucho más ajustada al perímetro del pie y se estrecha en el enfranque, entre planta y talón. Algunos modelos ofrecen prolongaciones en taco o punta para alzar sobre las capelladas. El color marca diferencias Y finalmente para el rubro bases y fondos debemos apuntar a un tema central: su coloración. Además de la estructura y diseño de la suela el uso del color es fundamental. No obstante a la presencia de modelos monocromáticos de negros, beiges y marrones, la moda requiere una paleta más amplia de colores, en función de la mayor luminosidad y diversidad que suman protagonismo del calzado. Son corrientes las combinaciones bi y tricolor, como así también las monocolor de tonos tan diversos como verdes, celestes, amarillos, rojos, violetas, rosas, etc. Es decir un amplio abanico de tonalidades que permiten lograr un agradable resultado estético en el conjunto del calzado.

3. MATERIALES

Si bien el consumo de materiales de capelladas para los calzados de Primavera-Verano disminuye respecto al invierno por las características del modelaje -productos más abiertos-, la diversidad se incrementa permanentemente tanto para los de origen natural como los sintéticos. Las tecnologías y productos químicos han avanzado considerablemente y han permitido aumentar la oferta estética. Las telas con mayor participación Atendiendo a las características de la temporada, las telas, por sus propiedades, a través de distintos tejidos, tramas, diseños y estampados, ocuparán un lugar preponderante en los calzados. También la propuesta de calzados frescos, funcionales y livianos concentrados en modelos de zapatillas y deportivos urbanos ha incentivado el uso de estos materiales. La fuente de inspiración es la naturaleza, donde las telas encuentran los insumos, texturas, imágenes y colores para sus creaciones. Las telas crudas, linos, arpilleras, rafias, yutes, lonas, brines, crochets, tricots, panamaes, redes, tules, entre otras, consiguen por medio de muchos colores, estampas y bordados, diseños de gran factura. Predominan las imágenes florales en tonos claros y vitales, y también los grafismos orientales y africanos.


La alternativa son los tonos bajos y sugerentes -rojizos, azules, marrones, negros y beiges- que reflejan una atmósfera oriental y europea medieval, adecuada para un estilo más retro. Hay producciones muy exclusivas como las arpilleras de trama abierta con impresos metálicos, los corchos estampados, y los entretejidos y trenzados en distintos materiales. Las estampas bélicas y antiguas ganaron presencia, y muchas telas exhiben aplicaciones de lentejuelas, canutillos y cristales. Son importantes las versiones elastizadas para mayor confort. Los cueros compiten exaltando su naturaleza Para acompañar el sentido de la moda y aprovechando los adelantos tecnológicos existentes en curtiduría y acabado, los cueros apelan a su mejor propiedad: su naturalidad. De allí la exaltación de la misma a través de terminaciones que muestran su aspecto original y crudo. Se le agregan procesos que logran mayor suavidad y tacto a los materiales, similares a las telas más blandas. Los acabados mayormente son opacos y dejan ver la textura inicial del cuero. También las gamuzas y nobucados cuentan con buenas posibilidades en espesores finos. Hay opciones en grabados gruesos y tipo "flotter". Otras, son los gofrados con estampas florales y antiguas en dos colores, y los reptiles pitón de escamas grandes y levantadas. Para productos especiales hay cueros entretejidos y trenzados.

Respecto a la pintura en los cueros, además de los tonos lisos homogéneos, se usan imágenes abstractas multicolores, de gran labor artesanal y riqueza estética. Los acabados deliberadamente imperfectos también son muy utilizados, tal como los despintados, rayados, cepillados duotono, salpicados, envejecidos, patinados, agrietados, arrugados, perforados, quebrados, etc. Para estilos más formales, existen los estampados con grafismos antiguos y orientales, además de los tratados con procesos láser.

4. COLORES

Quizás sea el factor más importante en el diseño del calzado para esta temporada. Esto es porque al mantener ciertas pautas y estructuras de estilos anteriores, la verdadera renovación pasa por los colores. El tema responde a las nuevas tendencias de una moda más colorida, alegre, sugerente, vital y sobre todo más expresiva. Y la cuestión principal no es la cantidad de colores a aplicar, sino qué colores y cómo se utilizan.

Equilibrio, mesura y armonía son conceptos fundamentales para planificar las combinaciones. La paleta de colores ha crecido enormemente en matices y esta diversidad obliga a un exhaustivo análisis -racional y sensitivo- del color. Hay productos que por estilo y uso requieren tonalidades fuertes y vitales, otros pasteles y otras gamas más sugestivas de tonos bajos. La intención generalizada responde a lograr combinaciones novedosas e innovadoras, de fuerte valor expresivo, y alejadas de las tradicionales. Para todos los gustos La carta general de colores muestra tonalidades muy naturales e ingenuas, con predominancia de los matices pasteles donde se cuentan el blanco hueso, crema, salmón, lavanda, celeste, rosa, canela, verde menta, lila, beige claro y gris bruma. Con mayor saturación aparecen el ciruela, turquesa, amarillo girasol, ladrillo, verde oliva, magenta, rojo pérsico, marrón caramelo y azul. Para estilos sugerentes, relacionados con el retro, se proponen tonos bajos como grises cálidos, marrones profundos, vino tinto, azul marino, lacre, tierra oscura y gris piedra. El blanco y negro consiguen protagonismo por medio de sus contrastes, o como complementos de otros colores. No debemos olvidar los acabados metalizados que contarán con muy buena demanda, entre ellos destacamos el cobre y plata, seguidos por el bronce y oro viejo, más una extensa gama de metalizados con suaves pigmentaciones de colores. Así se ofrecen metalizados levemente rosados, verdosos, azulados, etc.

5. ACCESORIOS

Otro rubro que ha aumentado notablemente su oferta. Debido a la mayor manualidad que muestra la fabricación del calzado femenino se ha incrementado la solicitud por los accesorios decorativos y de función. Los preferidos son los motivos florales, que realizados en cueros, telas y metales, lucen como centros de atención en muchos modelos. Las dimensiones son importantes, siendo muy coloridos, elaborados con gran variedad de materiales, y en distintas oportunidades cuentan con el agregado de tachas, piedras y cristales. Son piezas artesanales que denotan intensa manualidad. Le siguen los moños, plumas y pompones. En cuanto a tiras y cintas también el surtido es muy amplio. A las de materiales naturales como rafias y yute, se agregan las de telas, cueros y sintéticos, lisos y estampados, que a menudo lucen bordados, lentejuelas, cristales y diferentes elementos que le confieren mayor carácter artesanal. Nuevamente habrá una sostenida demanda de cordones, en to-dos los modelos y colores, como así también de ojalillos, tachas y pasadores. Los elásticos ensayan nuevos diseños de colores, sobre todo rayados, para conseguir mayores posibilidades estéticas. Los cierres de contacto -"abrojos"- continuarán con excelente demanda. Los metales amplían sus dimensiones Hebillas, pasadores, argollas y demás piezas metálicas decorativas, tienden a ganar mayor presencia a través de diseños muy elaborados, con piedras, molduras y pátinas exclusivas, y en particular por más volumen. En modelos abiertos -sandalias, ojotas y chinelas- el toque de una importante pieza metálica jerarquiza y otorga identidad al producto.ácter artesanal, retro y nostálgico de la tendencia.


HOMBRES

1. DISEÑO

?En el calzado masculino se plantean mayores exigencias de comodidad y en varios aspectos coincide con las necesidades femeninas, en el sentido de contar con un modelaje funcional, práctico, alegre y renovado. Si bien el transvasamiento del concepto deportivo al calzado urbano ha logrado significativos avances, aún se exploran nuevas ideas para lograr productos innovadores. Una de ellas es la reciente reaparición en Europa del estilo “Dandy” que promueve productos más refinados, elegantes y seductores, con un dejo de la impronta actual. Son calzados que dentro de una estructura formal y tradicional, como el clásico Derby inglés acordonado, se les afinan levemente las puntas, se cambian los colores y se colocan capelladas de cueros imperfectos -despintados, agrietados, rayados- y telas deshilachadas, donde se conjugan el presente y pasado para establecer una alternativa al fuerte predominio del deportivo. Uno de los mayores exponentes de esta línea es el estilista francés Jean-Baptiste Rautureau.

Mocasines más funcionales y confortables

A su tradicional línea se le han agregado diversas modificaciones tecnológicas y de diseño, en función de incorporar mayor comodidad y actualidad en el modelaje. Uno de estos puntos ha sido la aparición de nuevos fondos, como son los envolventes, con puntas y talones alzados, y últimamente las líneas “Driver” cosidas al fondo del corte que dejan solamente determinadas zonas de la suela al exterior en planta y talón. Consecuentemente las construcciones se simplificaron, aparentan ser más informales y artesanales, y de manera particular las hormas se ensancharon y bajaron su altura. Esto ha conformado un calzado de amplios espacios interiores que atiende gran parte de la comodidad del pie, pues la otra responsabilidad le cabe a la indispensable plantilla de confort, pieza fundamental para asegurar esta prestación. Otro detalle innovador ha sido el uso de colores más “transgresores” en los mocasines, resaltados por costuras en contrastes. La eliminación de las tradicionales vinchas en las capelladas dan mayor limpieza visual al producto. Y la combinación de materiales, como telas y cueros, resulta estéticamente muy saludable. Aunque la mayoría de las capelladas son lisas y opacas, hay grabados destacados, como reptiles pitón y cocodrilo que los tornan muy originales.


Para el modelaje abierto: Ojotas y sandalias

También el hombre recurre a estos modelos para la temporada estival. La masiva preferencia de las ojotas para el uso informal en la temporada pasada ha allanado el camino para ampliar su uso. En cueros de buena calidad, telas y sintéticos, la estructura de la ojota sirve para el lanzamiento de nuevos modelos. Los diseños son simples y elegantes, con tiras francas y el agregado de detalles ornamentales que las alejan del carácter originalmente playero. Ciertos modelos combinan en sus tiras a cueros con elásticos o telas estampadas, tachas, ojalillos, argollas y también hebillas. Los fondos pueden ser sintéticos o naturales, de prolija terminación y simple diseño, con una buena plantilla de confort, forrada con el material que mejor convenga estética y funcionalmente.

Las sandalias proclaman su apertura por medio de tiras medianas y anchas, entrelazadas o cosidas, con aplicaciones metálicas similares a las ojotas y la consabida plantilla de confort. Las chinelas y sabots destalonados se adhieren a similar tratamiento que los productos anteriores.

Zapatillas: urbanas y deportivas

No obstante a que estas dos características se han fusionado a través de los nuevos desarrollos que las grandes marcas internacionales lanzaron al mercado, aún es posible encontrar elementos que distinguen unas de otras.

Específicamente la zapatilla urbana o de calle no cuenta con detalles deportivos en su visual. Se origina en el tradicional modelo de capellada de lona lisa, base de goma y cordones. A partir de allí se han agregado distintos elementos que acrecentaron su estética y comodidad. Por ejemplo, las suelas han incorporado nuevas bandas, más altas y coloridas, se colocaron punteras y taloneras, se acolcharon las bocas y en algunos casos se suplantaron los cordones por cierres de contacto. La mayor renovación está relacionada con la intensificación en el uso de colores y estampados, acompañados por ribetes que “levantan” considerablemente el diseño total. La combinación de materiales y texturas también repercute favorablemente en este modelaje. El modelaje tipo “AllStar” y sus similares pertenece a este grupo.

En cambio el estilo deportivo presenta una horma más ajustada al pie, con suelines delgados y aplicaciones deportivas. Aumentan las costuras decorativas y en contraste, y son más numerosas las piezas en el corte. Conti-núan las cordoneras largas y el empleo de cierres de contacto, resaltando las combinaciones de texturas y colores.

Entre zapato y zapatilla

Figuran los modelos de cueros muy blandos combinados con telas tecnológicas y suelines tipo “Driver”, relacionados al “Car Shoe”, es decir al calzado para automovilistas. Las hormas son bajas -“chatas”-, con un ligero afinamiento en las puntas, a menudo de remate semi-cuadrado. Los cortes de las cordoneras, punteras y taloneras son similares a las deportivas, jugando con líneas curvas y rectas en sentido aerodinámico. Aquí los colores cumplen un papel importantísimo, ya que de sus combinaciones depende en gran medida la originalidad del producto. Con excelentes condiciones de confort, su uso ya tiene carácter urbano, y las grandes marcas relacionadas al mundo del automovilísmo como “Ferrari”, “Mercedes Benz”, “Pirelli”, etc. poseen sus modelos exclusivos.

2 - BASES Y FONDOS

Además del calzado fino masculino que generalmente utiliza suelas vacunas de alta calidad, los restantes modelos emplean fondos inyectados de termoplásticos -PVC y TR- o poliuretanos, y los moldeados de caucho. Para esta temporada, nuevamente se ha puesto en evidencia la fuerte influencia deportiva sobre el diseño de las suelas. Como señalamos anteriormente los modelos “Driver” y envolventes con punta y talón alzados, junto con los de bandas serán los más requeridos para las líneas derivadas del mocasín. Las estructuras son delgadas para garantizar liviandad y flexibilidad, mientras que las plantas tienden a ampliarse a fin de cumplir con requisitos de confort. En los específicamente deportivos estas plantas se ciñen al perímetro del pie. Las superficies de pisada reproducen alternativamente distintas texturas deportivas di-ferenciadas por co-lores.

En general, los diseños de las suelas para calzados sport, de calle y casual son simples, con molduras lisas, en ciertos modelos con bandas completas o parciales en punta y talón, leves cuñas o tacos sugeridos. Como en otros casos, el elemento renovador es la mayor utilización de colores. Sin sobrecargar, se trata de aplicarlos equilibradamente en zonas o insertos para que valoricen el producto.

En la búsqueda de confort surgen nuevas opciones

La tendencia por mayor confort en el calzado masculino ha dado lugar al desarrollo de nuevos fondos con mejores propiedades y rendimiento. Entre ellos podemos citar a las suelas bidensidad, de TPU en zona de pisada y PU en la entresuela. También los kits de suelas de caucho -tipo caja- que contienen por dentro una plantilla especial de látex o poliuretano. Las cuñas e insertos producidos en materiales gel a menudo son complementos de fondos que permiten mayor amortiguación. Como otra alternativa interesante aparecen las plantas anatómicas de corcho con suelines de caucho, con buenas características de confort. Y finalmente las suelas de poliuretanos con burbujas de aire, que brindan excelentes condiciones de uso.

El apogeo de los suelines

Introducidos por las más afamadas líneas deportivas, los suelines bien delgados adoptan las más diversas formas con un claro sentido envolvente sobre el corte. La intención es conseguir entre las dos partes -suela y capellada- una visual y estructura casi monocomponente, donde cuesta determinar dónde termina y comienza una y otra. Además de la planta, que en ciertos modelos se estrecha en la cintura -entre planta y talón- e incluso en algunos desaparece, como es el caso de los fondos de dos piezas -planta y talón-, estos suelines presentan diversos apéndices laterales como los protectores de enfranques externos e internos, puntas y talones alzados, y sujetadores ubicados entre planta y talón que suelen subir hasta la misma cordonera del calzado. Además de punteras y taloneras enteras. Realmente se convierten en una pieza fundamental a la hora de planificar su combinación con un adecuado estilo de corte, que preferentemente posee un definido estilo deportivo. Los cauchos son los materiales más utilizados para estos fondos, por condiciones de flexibilidad, durabilidad y nobleza del material, aunque los termoplásticos -PVC y TR- también cuentan con buena participación. Como regla básica en este tipo de construcciones donde se emplean fondos muy delgados, son indispensables las plantillas de confort, que deben suplir la altura y amortiguación que el suelín no brinda.

Aunque la mayoría de estas suelas se ofrecen en versiones bicolor, en tonalidades fuertes y neutras, no es menor la propuesta monocolor. Las texturas deportivas suaves y las crepe agregan interés visual a estos fondos.

Variaciones sobre las suelas náuticas y demás

Dentro de los calzados masculinos para la temporada, los modelos náuticos aún perduran. Solamente con sutiles variaciones que recrean su imagen. Además de un mayor colorido y trabajo de piezas en capelladas, sus suelas también ensayan algunos cambios, influenciados por los fondos deportivos. Entre ellos podemos señalar la aparición de estabilizadores en la zona del talón, puntas y taloneras levantadas, sujetador medio entre planta y talón, y fundamentalmente nuevas molduras y texturas acompañadas por un mayor uso del color. Donde se destacan las versiones bicolor, en tonalidades más claras y contrastantes.

Hay una buena oferta de fondos tipo crepe y moldeados en goma, de espesores moderados y plantas anchas, para calzados elaborados con el sistema “Stitch Down” o “Fray Mocho”. Muy prácticos para su fabricación son los fondos armados a partir de la plancha de goma cortada y el agregado de bandas pegadas. Los conocidos “training” continúan vigentes, y se percibe un interesante uso de las suelas monocolor de bandas bajas, de diseños simples, con suaves texturas de pisada, que son aptas para las clásicas zapatillas de lona y cordones, en esta oportunidad renovadas por nuevos colores y materiales estampados.

3. MATERIALES

Semejante a lo sucedido en el calzado femenino, en particular por las características de la temporada, el calzado para hombres se abre notablemente al uso de materiales alternativos del cuero, como son las telas y sintéticos. En este último rubro ha habido gran innovación en diseño y tecnología, por lo tanto, las posibilidades estéticas y funcionales de estos materiales han aumentado, y en consecuencias estilistas y fabricantes cuentan con mayor disponibilidad para planificar sus colecciones.

Nuevos acabados, colores y estampas en lonas

Una gran cantidad de zapatillas de calle y deportivas recurren a estos materiales. Las diferencias están establecidas por los diseños y colores, además de los tratamientos en acabados que les confieren originales tactos y prestaciones. Como ejemplo, podemos citar los resinados, engomados, encerados, envejecidos y satinados. Otra característica que distingue a las lonas y lonetas entre sí, es la estructura del tejido, donde la trama puede ser más o menos ampliada, obteniéndose resultados diversos. Para la mayor parte de los productos se recurre a tonalidades lisas, y fuertes en el caso de calzados deportivos. Para modelos más “tranquilos” se apela a los colores naturales, como arena, beige, gris y celeste, en algunas circunstancias con sutiles estampados. También son novedosos los diseños rayados y multicolores trabajados con hilos de distintas tonalidades.

A las lonas les siguen los brines, gabardinas, jeans, panamaes y piqués con similares procesos.
Muchos de estos materiales, en ocasiones, son complementados por cueros o sintéticos.

Tejidos con mayor tecnología

Son los denominados doble frontura, que superponen tramas y colores, con buenas posibilidades estéticas para el modelaje. También se renuevan los macramés y billonés, junto a las redes y demás materiales elastizados. Son apropiados para combinaciones de texturas y colores que agregan valor a las capelladas, en muchas ocasiones con el aditamento de ribetes en contraste.

Para zapatillas de calle y aplicaciones en ojotas y chinelas, existe una buena propuesta de materiales naturales y rústicos, como las telas crudas, arpilleras, linos y otros, siempre en sus tonos originales.

Cueros suaves e “imperfectos”

El calzado de hombre en sus líneas de confort acude a los cueros bien blandos y suaves, en acabados opacos, satinados y semilúcidos. Las terminaciones lisas son las preferidas, aunque hay buena presencia de los graneados -símil Flotter- y reptiles de escamas grandes.

En otro orden, el estilo de acabados “imperfectos e irregulares” sigue vigente para distintos tipos de calzados. Se trata de los agrietados duotono, rayados, despintados, quebrados, arrugados, cepillados, patinados, envejecidos, etc. Opciones más transgresoras y sofisticadas se plantean en cueros con pinturas “chorreadas” y estampados difusos, con aplicaciones de transfer, incluso con incisiones y deliberadamente rotos.

Con agregado de mayor trabajo manual, se ofrecen los cueros con perforaciones decorativas, entretejidos, trenzados, y con procesos láser.

4. COLORES

También los hombres toman coraje y se pliegan a un mayor uso del color. Por este motivo sus calzados se alejan paulatinamente de la tradicional y monocorde concepción negro-marrón, y exploran otras tonalidades. Pro-bablemente el disparador inicial haya sido la generalización del estilo deportivo que invadió a otras líneas de calzados. Esta influencia derribó viejos tabúes y preconceptos respecto a la utilización del color en productos masculinos y abrió el camino hacia una mayor diversificación en este aspecto. De tal manera, hoy es frecuente observar tonos tan vitales como amarillos, rojos, verdes y azules en distintas líneas de calzados masculinos que exceden el ámbito de lo estrictamente deportivo. Es una contribución a la renovación visual de los productos, ganando mayor protagonismo en el conjunto de la indumentaria. Aunque hay propuestas monocromáticas, la aplicación de los colores se hace extensiva a diferentes componentes visibles de capellada, provocando efectos interesantes. Por ejemplo, la búsqueda de contrastes entre cordones, ribetes, costuras y piezas del corte se hace muy necesaria.

Matices naturales y pasteles

Las líneas informales y confortables utilizan preferentemente coloraciones suaves originadas en los marrones y beiges. El criterio es transmitir el aspecto natural del cuero o materiales en cuestión, dentro de una gama pastel, salvo los tonos muy oscuros de marrones y negros usados en menor escala. Celeste, verde agua, canela, oro claro, arena y blanco, se alternan con tonalidades de la misma gama pero más bajas. El color de los fondos también juega un papel importante en el conjunto del zapato. Esta tendencia es aplicable a los diversos modelos de zapatillas, en donde se incrementa el uso de colores y estampados. Entre ellos, los motivos bélicos, en verdosos, tierras y beiges están muy en boga, a veces utilizados en capelladas con costuras rojas u otro color contrastante, consiguen originalidad. Los motivos geométricos y del Pop Art también estarán presentes.

En tonos de baja luminosidad, los más vistos son los marrones chocolate, africano y barro, junto al verde musgo, gris piedra, bordó y azul náutico.

En calzados abiertos, ojotas y sandalias, la forrería y plantillas tienen asignado un rol estético preponderante en materia de colores, ya que son componentes muy visibles y deben complementarse con las capelladas. Por este motivo, estos materiales suelen lucir atractivos colores y estampados, en armonía con el resto del producto.

5. ACCESORIOS

Dentro de todos los accesorios utilizados en los calzados masculinos predominan los de función sobre los decorativos. De este modo, cordones, ojalillos, hebillas, pasadores, cintas, tiras, elásticos y cierres de contacto -abrojos-, entre otros, contarán con buena demanda. Es importante destacar, que desde hace bastante tiempo, debido a los avances tecnológicos y en diseños, estos componentes han sumado valor estético respecto a colores y texturas, y por lo tanto su planificación en el conjunto del zapato merece un minucioso análisis. A tal punto, que ojalillos de distintos colores, actualmente, son usados en muchos modelos solamente como elementos decorativos. O los mismos cordones, donde se hace indispensable elegir la coloración exacta respecto a las demás partes del calzado. La mayor presencia del color ha incentivado la aparición de cintas y elásticos de varios tonos en motivos diversos, figuras geométricas, etc. que son colocados directamente a la vista, y en otros casos como complementos de distintos materiales. Ejemplo: tiras de sandalias y ojotas.

Se observaron tachas, remaches y pasadores decorativos en acabados metálicos y también pintados.

Hay una destacada presencia de hebillas de dimensiones importantes en ojotas y sandalias masculinas, en metales patinados y envejecidos.

NIÑOS

?En líneas generales, los calzados infantiles y para adolescentes siguen con similares lineamientos estéticos que el calzado para adultos. Sólo que en estas circunstancias se profundiza aún más el uso de colores y los productos exhiben en sus capelladas elementos propios que le suman un carácter lúdico, distinto al de los mayores. En este segmento además del aspecto meramente visual, se atiende la comodidad y seguridad, teniendo en cuenta las características de los usuarios.


Ojotas, sandalias y deportivas

El calzado abierto con mucho color y accesorios se impone para los niños. Las sandalias de tiras anchas y francas que garantizan una buena contención del pie, y las ojotas con el indispensable soporte trasero, serán modelos corrientes. Las babuchas y ballerinas con y sin presillas en el empeine y en tobillo, al igual que diversos modelos de mocasines también conseguirán acaparar la atención de las niñas. Los cortes lucirán costuras decorativas y combinaciones de distintas texturas. Se aprecia un intenso empleo de materiales estampados con diversas imágenes, como flores, comics, frutas, letras, corazones, lunares, rayados, etc. Ciertos modelos para niñas presentan múltiples bordados y aplicaciones de piedras y lentejuelas. Las suelas serán de plantas anchas y flexibles por razones de estabilidad y los colores se complementarán con los de capellada. Las líneas deportivas también están muy difundidas en esta franja del mercado. Al igual que en el estilo de los mayores presentan una destacada creatividad en los cortes compuestos por diversas piezas, colores y aplicaciones. También predomina el criterio “monocomponente”, donde suela y capellada se ensamblan estructural y visualmente. Los fondos son envolventes en versiones bi y tricolor. Los fondos “training” son frecuentemente empleados en el modelaje infantil.

Suelas muy coloridas y decoradas

En muchos modelos infantiles las suelas marcan la diferencia. Se han elaborados múltiples diseños, en formas y colores, que enriquecen notablemente los productos. A través de un complejo trabajo de matricería, se ofrecen suelas con imágenes “talladas” en planta y bandas, como flores, frutas, corazones, comics, etc. Idénticos dibujos también se presentan impresos. Las tonalidades más utilizadas son fuertes y contrastantes. El propósito es agregar valor estético-decorativo que suman originalidad y atracción.


Para las niñas, tonos pasteles y mucha manualidad

Verde agua, celeste claro, rosa, lila, ocre y una serie de pasteles se entremezclan, a menudo con la ayuda del blanco, y forman “románticos” modelos con reminiscencias retro. El uso de puntillas, picados, bordes y piezas decorativas acentúan ese carácter. Plisados, costuras y abundantes bordados cumplen con una cuota de marcada manualidad en el calzado infantil. Hay flores y distintas figuras cosidas sobre las capelladas, con el agregado de piedras, brillos, canutillos. Es intenso el empleo de materiales estampados, cueros, sintéticos y telas, que juegan con colores y texturas creando interesantes modelos. Dentro de los materiales hay que destacar un marcado uso de los acabados metalizados, y en particular el valor estético visual de los forros, que por momentos tienen un papel preponderante en el conjunto del zapato.

Los varones con mayor deportividad

Los modelos deportivos para mayores son las mejores referencias para el modelaje infantil. Colores contrastantes, cortes con diversas piezas, utilización de ribetes y costuras decorativas, suelas bicolor envolventes -con banda, talón y puntera alzadas-, tiras, sujetadores, cordoneras y cierres de contacto, son algunos de los elementos característicos de esta línea. También representan una buena opción los zapatos y zapatillas de banda que se renuevan a través de nuevos colores y sobre todo por medio de innovadores materiales estampados. Otra alternativa para niños son los mocasines clásicos y náuticos que en colores naturales claros y fondos blanco o beige consiguen presentar originales modelos. Es fundamental que los componentes utilizados en los cortes y suelas aseguren liviandad y posean flexibilidad. En la mayoría de estos calzados predominan dos tonos principales en las capelladas. Ejemplo: celeste y blanco, beige y marrón, rojo y gris, etc.

La elección de los materiales

Cueros, sintéticos y telas, en proporciones semejantes, son utilizados en los modelos infantiles, ya sean abiertos o cerrados. Lo importante es lograr adecuadas combinaciones entre ellos que permitan resaltar la característica de diversidad que presenta este tipo de calzados. No sólo por texturas, sino también por colores. Entre los cueros, los preferidos son las terminaciones lisas y opacas, en tonalidades de moda. Hay algunas opciones en grabados sobrios. Los sintéticos incrementan el surtido en base a sus mayores posibilidades tecnológicas, obteniendo innumerables tipos de acabados con novedosos diseños, en muchos casos, especialmente para calzados infantiles. Por parte de las telas, como las lonas, brines, telas crudas, resinadas y macramés, entre muchas más, contarán con buena participación por toda la variedad de colores y texturas que ofrecen. Hay distintos tipos de estampados, como floreados, rayados y lunares, que conseguirán buena preferencia.

Con muchos accesorios

Múltiples y diversas son las piezas que utilizan los calzados infantiles para sus modelos. Desde etiquetas impresas, en alta frecuencia, moldeadas, con relieves e innumerables colores hasta figuras recortadas, piedras y lentejuelas. Abundan los temas florales, frutales, personajes, automovilísticos, animales, fantasías, etc. que son de mayor identificación en este segmento. Su impostación en el conjunto del calzado debe armonizar con los demás componentes, es decir conservando un moderado equilibrio visual.


© SERMA 2006

 

 

REVISTA SERMA - Andrés Piñero 6420 - (X5021HRF) Argüello - Córdoba - Argentina - Tel/Fax. 54-3543-444769
Contáctenos a / Contact us: REVISTASERMA@ARNET.COM.AR